• Huertos escolares
  • Cursos de hidroponía
  • Invernaderos para tomate
  • Agricultores urbanos
  • Curso de Hongos Seta

Hidroponia Hidroponia

En este blog encontraras información útil sobre la hidroponia y otras técnicas alternativas de cultivo. 

Recomendaciones generales para producción de plántula

La demanda de hortalizas en los mercados formales, en especial en los supermercados, exigen actualmente una producción sostenida de productos frescos de calidad  y en forma semanal. Para poder responder a esta demanda los productores orientan la producción en una forma escalonada y para contribuir al fortalecimiento de este modo de producir están basándose en  referencias  de investigaciones orientadas a mejorar la calidad y uniformidad del producto y evitar pérdidas de producción.  Los productores han rebasado la etapa de conocimiento de factores que determinan la producción vegetal; ahora están aprendiendo nuevas técnicas y utilizando nuevas tecnologías para modificar dichos factores y obtener plántulas con especificaciones deseadas.

 

¿Por qué los productores compran plántulas?

Algunos productores se abastecen con su propia producción de plántulas, otros complementan su producción con la compra a otros productores y otros simplemente prefieren comprar su producción total. La producción de plántulas requiere de inversión económica y esfuerzo necesario por parte del productor. Para producir plántulas se requiere infraestructura adecuada, como, equipo de riego o sistema de iluminación (si no se cuenta con la luminosidad), control de la temperatura, fertilización, humedad del ambiente (cuando esta no adecuada).

 El mercado le exige al productor la máxima calidad de sus productos por lo que se  debe tener cuidado a los detalles, debe mantenerse un continuo deseo de aprender, además de llevar una adecuada capacitación del personal, a medida que se avanza en la experiencia se asegurara un éxito en la producción de plántulas.

Muchos productores prefieren comprar plántulas por varias razones:

-Los tiempos de producción muy justos pueden ampliarse comprando plántulas, se tendrá mayor control en espacio y tiempo.

- Cuando un productor es más específico en ciertas plantas puede obtener otras de distinto tipo con otro productor, sin necesidad de arriesgar su producción por la falta de experiencia.

- Se puede aprovechar el tipo climático de diversas regiones para la compra de plántulas, se compran las que se desarrollan bien en otras zonas ampliando la temporada de venta.

Producir plantas

¿Qué necesita un productor para producir plántulas? Principalmente se debe cuidar a detalle el proceso de siembra hasta el trasplante. Debe tenerse en cuenta lo siguiente:

-          Debe hacerse una inversión importante, la producción de plántulas implica invertir en estructuras y materiales, para poder reducir los efectos dañinos del clima y evitar el ingreso de plagas y enfermedades.

-          La calidad de agua para el medio de cultivo y sus nutrientes deben ser óptimos y se deben monitorear.

-          Se debe estar al día implementando nuevas tecnologías aplicables.

Maquinaria y materiales para producir plántulas

·         Sembradoras automáticas:

Las sembradoras  mecánicas son desde muy económicas y muy sencillas hasta muy complejas. Las hay de vacío eléctricas, de aire comprimido y de inyección de agua y de tambor rotatorio. Para elegir la sembradora a utilizar debes saber el volumen de plantas a utilizar y de los métodos de producción.  El productor debe observar la sembradora operando antes de comprarla y deberá  considerarse lo siguiente:

-Tipos de charolas a usar con la sembradora.

-Cuantas charolas por hora se siembran, si la rapidez es fija o si es variable.

-Tipos de semillas que pueden sembrarse y si la semilla debe ser paletizada o desborrada.

- Cantidad de semilla requiere la sembradora para operar

- verificar si existe la posibilidad de cambiar cabecillas para sembrar distintos tipos de semillas y de charolas

-Precisión de siembra  de la sembradora y porcentaje de regulación.

·         Charolas:

Existen diferentes tamaños de charolas disponibles en el mercado, las más comunes tienen entre 128 y 310 cavidades, las celdas son hexagonales, cuadradas o redondas. Viéndolas de forma transversal, las celdas son cilíndricas o de pirámide invertida. 

El tipo de charola a usar depende de la planta a sembrar y su uso final, se debe considerar lo siguiente antes de la compra de charolas:

-Verificar el uso final de la plántula

-La calidad que se requiere debe ser analizada,  ya que las plántulas grandes producen plantas terminadas de mayor calidad.

-Analizar el tamaño y forma adecuada de celdas para la variedad a cultivar.

- Observar límites de espacio.

-Razonar los límites de tiempo.

-Tiempo de embarque.

Lo más importante son los tamaños y formas de celdas, donde se requieren ajustes para los distintos tipos de cultivares.  Mientras más pequeña es la celda  la planta es más susceptible a los cambios de humedad, nivel de nutrientes, oxigeno, pH y contenido de sales solubles. Las celdas entre más profundas  mantienen un mejor drenaje, permiten mejor lixiviación de sales y mayor aireación en el medio de cultivo.  Siempre se debe recordar que la clave para la producción de plántulas es un manejo adecuado del agua.

La germinación

El periodo de crecimiento de las plántulas consta de cuatro etapas:

 

Las etapas más críticas son la 1 y la 2, el éxito o fracaso depende del mantenimiento óptimo de humedad, oxigeno, temperatura y luminosidad.

·         Semilla:

-Las semillas a utilizar deben ser de buena calidad. Como ejemplos tenemos: Semillas que ya han sido modificadas genéticamente para ser adaptadas al manejo con sembradoras. Semillas que llevan tratamientos para lograr su germinación (semillas de cempasúchil se tratan para quitar la colas o se recubren con grafito; las de tomate se desborran y las de begonia se paletizan).

-Las semillas se pueden refinar clasificándolas por tamaño, forma, peso o densidad, esto para lograr mayor limpieza, uniformidad y mayor vigor en las plántulas.

-Las semillas pre-geminadas se pre-condicionan  para la germinación, bajo condiciones controladas. Se induce la primera fase de germinación. Como resultado se obtiene una semilla que germina en condiciones más altas de temperatura.

- la semilla de calidad tiene un precio y el productor deberá evaluar el uso de las mismas en sus costos de producción.

 

·         Cámaras de germinación:

Cuartos adecuados con ambientes controlados para la germinación de semillas.  Las paredes de estos cuartos tienen paredes adecuadas con aislantes para evitar la influencia de la  temperatura exterior. Las charolas germinadoras se colocan dentro de los cuartos y se manejan  en estantes con ruedas para permitir moverlas hacia dentro y fuera para observarlas. También contiene un sistema de nebulización o aspersión muy fina para mantener un ambiente de alta humedad pero con niveles adecuados de oxigeno, para favorecer germinación, la gotas de esta nebulización deben ser de 15-80 micras de diámetro y la humedad relativa con 90 a 95%. Se recomienda que las charolas no se rieguen a mano para evitar que el agua saque las semillas de las celdas. Dentro de las cámaras debe haber luz fluorescente para  proporcionar luz y calor a las plántulas de preferencia los tubos deben estar de forma vertical para evitar problemas de condensación, el nivel de iluminación debe ser de 2100 a 4300 lux a nivel de las charolas. Es muy importante tener poco movimiento de aire dentro de la cámara para evitar una distribución o uniforme de la humedad.

·         Germinación en mesas de invernadero:

 

Las charolas de germinación que se colocan en una cámara o en una mesa de invernadero requieren ambientes controlados. Si en un invernadero se tiene espacio y es factible controlar con precisión el ambiente, puede hacerse la germinación en la cama de invernadero. Las mesas deben construirse de metal expandido, malla o rejillas, para permitir el movimiento del aire. Debe mantenerse la temperatura adecuada del medio de cultivo, usando calefacción sobre o bajo las camas. Suelen usarse sistemas de calentamiento a la zona de las raíces, para ello se deben humedecer los cobertores capilares sobre los cables de calentamiento para evitar áreas frías o calientes. Las raíces pueden crecer dentro del cobertor. La humedad puede administrarse mediante un sistema de nebulización o de aspersión de gotas muy finas. No se deben utilizar sistemas de riego de aguilón para semillas muy pequeñas por el tamaño demasiado grande de las gotas producidas. Se requiere un tamaño de gota de 15-18 micras, para obtener un balance optimo de humedad y oxigeno a la semilla y radícula.

 

Un método para realizar la germinación en camas de invernadero puede realizarse cubriendo las charolas con una tela porosa como Agrivon para obtener un micro-clima ideal para la germinación, evitando que las gotas de agua  ahoguen las semillas. Las cubiertas luego deben quitarse cuidadosamente después de la germinación, tanto  para evitar que las gotas de agua ahoguen las semillas y una vez que se abran los cotiledones.

 

      Prácticas de cultivo

 

No puede enfatizarse suficientemente la importancia de los niveles óptimos de humedad, oxigeno y temperatura durante el proceso de germinación. Durante la etapa de germinación 1 y 2 las necesidades de humedad, temperatura y oxígeno de la semilla. Para obtener una germinación de crecimiento corto y uniforme la especie requiere una temperatura en el medio de cultivo. Puede obtenerse información sobre temperaturas específicas para diversos cultivos, dicha información sobre temperaturas deber servir como orientación y habrán de probarse y ajustarse para las condiciones de cada área de producción.

 

Se recomienda disponer de un termógrafo para llevar un registro de temperatura ambiente. La mayoría de las semillas requieren temperaturas de 21 a 27°C para germinar. Las plántulas por lo regular permanecen en la cámara de germinación de 2 a 14 días y se retiran tan pronto empiezan a emerger los cotiledones. Una característica de las plántulas que se dejan tiempo excesivo en las cámaras es la obtención de plántulas hiladas y poco uniformes.

 La luz es muy importante ya que proporciona calor y energía para la fotosíntesis, pero muy pocas de las especies de plantas  la necesitan para su germinación. La luz evita una elongación excesiva de las plántulas y ayuda a promover la iniciación de las ramas.

Una nutrición suplementaria puede mejorar la germinación. Durante la etapa  1 de crecimiento puede hacerse una  aplicación de 25 ppm de nitrato de potasio para ayudar a romper la latencia de algunas semillas y una segunda aplicación de nitrato de potasio o 50 ppm de una formula 20-10-20 proporciona nutrientes benéficos para su desarrollo.

 

·         Medio de cultivo:

Los medios de cultivo deben proporcionar ambiente adecuado para el proceso de germinación hasta el trasplante. El medio entonces debe ajustarse a las necesidades de las plantas pero también ser consistente en sus propiedades físicas y químicas. Un medio de cultivo deseable debe tener una alta capacidad de retención de agua, una distribución amplia de sus partículas y una función amortiguadora para resistir los cambios físicos y químicos.

En la actualidad se tiene tendencia a usar un solo medio para distintos cultivos, es factible siempre y cuando se lleve un manejo adecuado de la humedad.

Las siguientes características son aquellas que debe tener un buen medio cultivo:

-Retención de humedad suficiente para la germinación en la Etapa 1.

-Grado de porosidad que asegure la disponibilidad de oxígeno para las raíces.

Debe lograrse un balance adecuado entre la aireación y la capacidad de retención de agua.  En la medida que aumenta la capacidad de retención de agua, baja la porosidad.

-Carga inicial de nutrientes baja, igual o menor a EC 1.0 mmhos/cm.

-pH de 5.8 a 6.5 para disponer de nutrientes mayores o menores.

Es conveniente hacer un análisis del medio de cultivo en un laboratorio. Los elementos a monitorear según el procedimiento de extracción de "lowa State University" son los siguientes:

 


·         Calidad del agua:

 

El agua de baja calidad puede anular todos los esfuerzos del productor, debe hacerse análisis del agua. Las características que debe tener el agua de riego son las siguientes:

-pH 5.8- 6.0

-Conductividad Eléctrica menor a 0.75 mmhos/cm (Sales solubles).

-Alcalinidad menor a 125 ppm (Contenido de hidroxilos y carbonatos), si el nivel de alcalinidad excede 125 ppm o 2 meg/l debe elevarse el pH del medio de cultivo. Una vez que se determina la alcalinidad puede determinarse la cantidad de ácido a agregar para neutralizarla, para esto se puede usar ácido sulfúrico, fosfórico o nítrico.

- SAR (relación de sodio contra calcio y magnesio), debe ser menor a 2. Si la relación SAR es menor de 2 y el nivel de sodio es menor a 60 ppm, la relación SAR es satisfactoria.

- El nivel de cloruros debe ser menor a 30 ppm, cuando el nivel es mayor se observan raíces y parte aérea pobres.

-Boro menor a 0.5 ppm. Cuando los niveles son mayores se provoca aborto de los botones florales en algunas especies susceptibles.

-Calcio y magnesio. Son los nutrientes que se deben mantener en mínimo para contrarrestar el sodio.

Los resultados del análisis de agua deben revisarse con un técnico en la materia. 

Desarrollo

La etapa de desarrollo 3 y 4, va de la formación de las primeras hojas verdaderas al momento que las plántulas se trasplantan. Las plantas son más tolerantes a los requisitos ambientales, sin embargo las condiciones deben ser controlables para producir el tipo plántula deseada.

·         Temperatura: en la etapa 3 de crecimiento la temperatura debe oscilar entre 15-18°C, dependiendo del tipo de desarrollo que se desea. Cuando las plántulas van a ser embarcadas es necesario aclimatarlas. Un clima de 15°C producirá una planta para para transporte.

Durante la etapa 4 se puede forzar un poco más el desarrollo de plántulas aumentando la temperatura a 21°C, también se puede reducir bajando la temperatura a no menos de 14°C, pero debe tenerse en cuenta que la temperatura para inicio de floración es de más de 15°C.

·         Humedad: Los riegos en las etapas 3 y 4 deben realizarse solo cuando se considere necesario y de preferencia por aspersión muy fina. Las sales de las charolas deben ser lixiviadas y luego dejarse secar para permitir la salida de gases como el etileno para permitir la entrada de oxígeno.

·         Reguladores de crecimiento:

La principal forma de controlar el crecimiento y forma de las plantas es por manejo cultural y por reguladores de crecimiento;

Los reguladores químicos deben utilizarse de forma adecuada para evitar el retraso de la floración, se deben seguir las siguientes instrucciones:

-Leer instrucciones de etiqueta de productos químicos reguladores de crecimiento.

-Realizar el tratamiento de crecimiento en la etapa correcta. Casi siempre la primera aplicación  se realiza cuando el punto de crecimiento de la plántula empieza a elongarse, cuando el tallo alcanza 1-2 cm de diámetro o cuando se forma la segunda hoja verdadera.

-Las plantas deben estar turgentes y creciendo activamente y no se deben someter a ningún tipo de estress.

-Aplicar volúmenes correctos de solución por unidad de superficie, o la concentración correcta recomendada.

-La aplicación de productos debe hacerse hasta mojar el follaje pero evitando escurrimiento.

-Las aplicaciones con dosis más bajas  producen resultados más manejables que 1 o 2 aplicaciones más altas. Si se aplican dosis altas puede conducirse un retraso en la floración o producir flores más pequeñas.

-El follaje debe estar seco al momento de la aplicación. Verificar el tiempo que debe transcurrir entre aplicaciones y riego. 

-Tener en cuenta las condiciones ambientales, en particular la temperatura y luz. Los rangos óptimos son 18-21°C con niveles bajos de Luz para favorecer los reguladores de crecimiento.

-Es muy importante llevar registros cuidadosos y detallados de la calibración de los equipos, del volumen aplicado, de los datos climáticos y de la respuesta de las plantas, esto para poder afinar detalles del uso de reguladores químicos.

Nutrición

A medida que las plántulas crecen y se desarrollan, el manejo de la nutrición es  más complejo. Esto porque las necesidades de los cultivos son diferentes según la especie, variedad y cultivar, el estado de desarrollo y las limitantes de la programación. Lo que el productor deberá tener en cuenta es la capacidad de intercambio de cationes (CIC) del medio de cultivo, tipo de cubierta de invernadero y calidad y cantidad de agua a aplicar en el riego. Un manejo de nutrición de plantas depende de:

-Tipo de medio de cultivo. Cada medio debe probarse antes de usarse de forma intensiva. La fertilización debe ser más alta en medios de baja Capacidad de intercambio Catiónico. 

- Verificar el tipo de cultivo, estado de desarrollo y tipo de crecimiento deseado. Las plántulas en las etapas 1 y 2 se desarrollan bien con niveles bajos de fertilizante (25-50 ppm) una vez por semana.

-Las etapas 3 y 4 tienen un desarrollo más activo, entonces pueden aplicarse niveles moderados de nitrato de potasio (50-100 ppm), amonio y calcio en menor grado.

-En cuanto a las condiciones ambientales,  las temperaturas altas promueven un rápido desarrollo y crecimiento. Las temperaturas bajas son las más usadas para detener las plantas, reducen el crecimiento y necesidad de fertilizante. Cuando se tienen plantas creciendo bajo cubiertas de alta transparencia requieren más fertilizante que  bajo condiciones de menor luminosidad.

-Las programaciones para obtener un crecimiento rápido requieren de un nivel más alto de fertilizante que los programas de crecimiento lento.

-El régimen de humedad se realiza con riegos pesados  con alimentación constante,  requieren de una concentración menor de fertilizante.

-Las sales solubles y pH deben monitorearse cada semana, tanto en el medio de cultivo como el agua.

Terminado

Una vez que han alcanzado la etapa 4, las plántulas se deben preparar y trasplantar al envase final y se terminan para la venta. Existen dos tipos de manejo para trasplante puede hacerse a mano o mecánicamente.  Se recomienda el uso de extractores o botadores para evitar dañar las plántulas al jalarlas de las charolas. Un riego 2 o 3 horas antes del trasplante, para facilitar la extracción de plántulas y una vez realizado el trasplante se deben regar profundamente.

Al trasplantar se necesita un medio de cultivo con 15-20% de aireación y sales solubles Conductividad Eléctrica menor a 1.5 mmhos/cm. No se recomienda separar las plántulas múltiples para no dañar las raíces. Puede iniciarse la aplicación de fungicidas 1 a 3 días después del trasplante, esto depende de la variedad cultivada, debe tenerse en cuenta la posible susceptibilidad de las plantas.

Temperatura: en el terminado de las plántulas la temperatura debe mantenerse en  18°C los primeros 4-5 días, para aclimatarlas. Una vez logrado el enraizado puede bajarse la temperatura a 13-15°C si se desea detener las plantas o aumentarla 21-24°C si se desea forzar la floración. Si las plantas son muy altas pueden compactarse manteniendo las noches calientes y los días frescos.

Nutrición: puede aplicarse fertilizante con cada riego o intercalándolo, usando  dosis altas de nitrógeno nítrico a 250-300ppm.

 ¿Cuantas plántulas se deben pedir?

El productor determinara cuantas variedades necesita, nosotros podemos   aconsejarle cuales de estas elegir, dependiendo de la evaluación de los valores económicos y semillas mejoradas con alto porcentaje de germinación.

Debe considerarse el número de charolas o macetas que se piensan vender analizando el número de plántulas por charola o plantas terminadas por maceta. Normalmente puede calcularse una plántula por celda de charola o maceta de 10 cm (4”) y 4 a 5 plántulas por maceta colgante, dependiendo del cultivo.

 

 ¿Cuándo se deben pedir las plántulas?

 

 

El momento más justo para ordenar plántulas es después de la temporada de ventas.  Así el productor tendrá más fresca la mente para ordenar las variedades más populares y analizara la preferencia de los clientes. Los pedidos se pueden hacer con toda anticipación,  las producciones de plántula pueden ser programadas desde cada tercera semana a cada semana, llámanos directamente a nuestras oficinas y te informaremos sobre la disponibilidad.

Hidroponia paso a paso (primera parte)

Hidroponia paso a paso. (primera parte)

Lo más probable es que ya hayas buscado en internet cantidades industriales de información sobre cómo comenzar un cultivo hidropónico y lo que siempre encuentras son fotos, sistemas en tubos cuadrados, fresas colgantes, lechugas en camas, todos se ve perfecto ¿pero cómo comenzar? en estas entradas de blog nuestro objetivo es ampliar tu visión de por dónde comenzar.

lechuga-en-hidroponia

Paso 1: Elegir un sistema - La palabra hidroponía proviene del griego, Yδωρ (hidro)= agua y πόνος (ponos)= labor, trabajo; esa definición hace creer que la técnica se limita al cultivo sobre agua como los vemos en las fotos, esa idea es falsa como los billetes de a dos pesos, ya que podemos cultivar en sustratos inertes agregando las mismas sales.

Debemos tomar en cuenta a la hora de elegir nuestro sistema diferentes factores, como el espacio, el tipo de cultivo, el tiempo que le vamos a dedicar y el presupuesto que tenemos. Podemos dividir en dos bloques los sistemas de cultivo “raíz flotante” y cultivo en “sustrato sólido”

tubos para hidroponia

El cultivo en raíz flotante consta de un sistema que recircula agua con sales minerales que se oxigena constantemente por una bomba de oxigeno o por la caída natural del agua, dentro de las ventajas principales de este sistema está la disminución de costos por planta, ya que la planta esta sostenida por un depósito o contenedor con muy poco sustrato y las raíces quedan suspendidas en el tubo, la desventaja principal es que si nos llega a atacar alguna enfermedad o virus en una planta contamina todo el sistema, otra desventaja es que en los tubos no es conveniente cultivar plantas de un porte alto, debido a que los tubos o camas de cultivo no nos aportan el sostén adecuado para nuestra planta. Esto lo podemos corroborar en las fotos tan graciosas que vemos en internet de tubos de cultivo de jitomate con todo tipo de sostén para simular que están derechitas.

 

 

El cultivo en sustrato sólido consiste en llenar un contenedor sea cual sea (pet, botes, bolsas de cultivo, huacales y similares) con un sustrato inerte con un ph entre 5 - 6 . El sustrato tiene diversas funciones  en el cultivo, las dos principales serían el soporte de la raíz y la retención de humedad (nutrientes),  el sustrato puede ser inorgánico, como la arena, la grava, el tezontle, la perlita, la vermiculita, o la lana de roca, entre los sustratos orgánicos más comunes, se encuentran el musgo, la fibra de coco y el aserrín, entre otros. Lo ideal es mezclar un sustrato que me retenga humedad con otro que me de aireación, el sustrato adecuado para la mayoría de los cultivos sería la mezcla de fibra de coco al 50% agrolita al 20% y tezontle al 30% , su siguiente pregunta sería ¿dónde encuentro esos materiales? Pues en tiendas especializadas como esta.

Una vez elegido nuestro sistema pasamos al siguiente paso.

Paso 2: Germinado de semillas- Las semillas proceden de los primordios o rudimentos seminales de la flor, una vez fecundados y maduros, su función es la de dar lugar a un nuevo individuo, perpetuando y multiplicando la especies a la que pertenece.

Para que el proceso de germinación, es necesario que se den una serie de condiciones ambientales favorables como son: un sustrato húmedo, suficiente disponibilidad de oxígeno que permita la respiración aerobia y, una temperatura adecuada para los distintos procesos metabólicos y para el desarrollo de la plántula, podemos agrupar en tres etapas la germinación.

Fase de hidratación: La absorción de agua es el primer paso de la germinación, sin el cual el proceso no puede darse. Durante esta fase  se produce una intensa absorción de agua por parte de los distintos tejidos que forman la semilla. Dicho incremento va acompañado de un aumento proporcional en la actividad respiratoria.

Fase de germinación: Representa el verdadero proceso de la germinación. En ella se producen las transformaciones metabólicas, necesarias para el correcto desarrollo de la plántula. En esta fase la absorción de agua se reduce considerablemente, llegando incluso a detenerse.

Fase de crecimiento: Es la última fase de la germinación y se asocia con la emergencia de la radícula (cambio morfológico visible). Esta fase se caracteriza porque la absorción de agua vuelve a aumentar, así como la actividad respiratoria.

Este ejercicio de la germinación lo hicimos todos en la escuela es el del frijolito en algodón, puesto en un frasco con tapa, en este caso el sustrato es el algodón la temperatura se la da el frasco de vidrio y la tapa, y la luz pues se la da el ambiente, no es muy recomendable germinar en algodón ya que a la hora de separar la plántula se puede lastimar.

Sustrato hidroponico

Notas: Elegimos primero el sistema de hidroponía para determinar que es lo requiero para comenzar, dependiendo de que deseo cultivar le voy a asignar espacio en casa y tiempo de trabajo, una vez elegido mi sistema comienzo a germinar mis semillas.

En nuestra próxima entrada de blog hablaremos de los siguientes pasos hasta llegar a la cosecha de tus cultivos en hidroponia.

 

Recuerden que mientras más preparados estemos sobre el tema llevaremos a buen puerto nuestros cultivos, por ello recomendamos que te capacites con un curso adecuado. Si tienes dudas o comentarios no dudes en escribirnos a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Las plantas y los Insectos

Plagas en las plantas

La relación natural que existe entre los Insectos y las plantas es un tema que a través del tiempo ha tomado muchos matices, en particular cuando nos dedicamos al cultivo de hortalizas, son los bichos una de las principales preocupaciones, llegando al punto de exterminarlos de los cultivos. Sin embargo, esta relación es algo tan lógico que en algún momento se olvidaran de recordárnoslo, existen muchos insectos que se alimentan de las plantas y que a su vez cumplen con una función para ellas, como pudiera ser la polinización o la protección contra organismos más agresivos. Estoy muy consciente de que no todos somos expertos en insectos ni sabemos cuales pueden ser buenos y cuales malos, pero en este post voy a darles 5 tips para que sus plantas no se conviertan en comida para los bichos:

plagas en las plantas

1.- Alimenta bien a tus plantas: no olvides que se trata de organismos vivos, que igual que nosotros mientras mejor se alimenten, mejor podrán soportar el ataque de una plaga o una enfermedad. Nosotros recomendamos las “Soluciones Nutritivas” pues son formulas balanceadas tienen todo lo que tus plantas necesitan para su desarrollo.

Plagas de las Plantas

2.- Cultiva preferentemente en sustratos inertes como la fibra de coco, el tezontle, o la agrolita, estos son fáciles de desinfectar y con esto podrás eliminar las plagas y enfermedades que se desarrollan en la tierra y pueden afectar a las raíces o al sistema de la planta.

plagas en la plantas

3.- Revisa regularmente tus plantas para que puedas notar manchas, amarillamientos, o puntos negros (necrosis), apenas aparezcan y poder corregir a tiempo si se trata de alguna deficiencia de alimento, evitar que una plaga se desarrolle sin control o una bacteria o virus avance contagiando a más plantas.

4.- Aplica un tratamiento preventivo a tus plantas, recuerda que si se trata de hortalizas o vegetales para consumo debes evitar el uso de productos químicos que sean difíciles de limpiar de la planta, lo más recomendable es utilizar productos orgánicos pues estos son fáciles de limpiar y no te harán daño al aplicarlos y se retiran fácilmente con un lavado de tus plantas. Alterna la aplicación de el insecticida y el repelente cada 15 días!

5.- Recuerda que los insectos y las plantas viven juntos, sin embargo debes mantenerlos controlados, los insectos por si solos no se consideran plagas, se le llama plaga a la comunidad de insectos que afecta al desarrollo de las plantas, al atacar una plaga es necesario que recuerdes que tienen diferentes etapas de crecimiento, en algunas son vulnerables y en otras no, lo ideal es atacar a la plaga de acuerdo al ciclo de desarrollo del insecto, debes identificar a tu plaga para poder determinar el ciclo de aplicación de insecticida adecuado.

plagas en las plantas

No olvides que las plantas y los insectos viven juntos y son parte de la naturaleza, no se trata de exterminarlos, si no de controlarlos para que no se coman las plantas destinadas a tu consumo. 

Huerto escolar

¿Cómo organizar el proyecto de un Huerto Escolar?

Objetivo de un Huerto escolar: Promover en los niños y las familias la importancia de consumir productos naturales, sensibilizar a la comunidad escolar sobre temas ecológicos y promover el trabajo en equipo.

huerto escolar

Un huerto escolar es un espacio destinado al cultivo de hortalizas y vegetales, cuyo mantenimiento está a cargo

Leer más...

Huerto casero

en esta entrada hablaremos de las dudas más frecuentes a la hora de comenzar nuestro huerto casero

A lo largo de nuestra experiencia, hemos identificado las preguntas más comunes que nos hacen a la hora de implementar un huerto casero.

Aquí las respuestas.

Leer más...

Capacítate para mejorar tus resultados